PRÓLOGO
Por arte de Verbimagia
Juan Tamariz