PRÓLOGO
Máximo entretenimiento
Ken Weber

Por Bob Baker
Cuando Ken Weber habla, los más destacados especialistas del mundo en el arte de entretener con magia escuchan. Cuando Ken Weber aconseja, mentalistas profesionales que ganan miles de dólares al año toman nota de su consejo. ¿Por qué? Porque Ken Weber sabe cómo hacer entretenida una actuación, y para la mayoría de los magos y mentalistas que triunfan en el mundo, lograr el máximo entretenimiento es lo más importante.

Y eso es también lo que más importa a la mayoría de nuestros espectadores. Francamente, es lo único que les importa. Pero ¿cómo aprender a entretener de verdad al público? Damos cientos y miles de espectáculos, aprendemos de nuestros errores, y, con el tiempo, mejoramos. Entonces, ¿no sería maravilloso que un buen instructor nos ayudara a acelerar ese proceso? Un entretenedor experto que presenciara nuestra actuación, señalara nuestros errores y nos explicara qué hacer para perfeccionar nuestros números. Un director. Un mentor. Un amigo. En este libro, Ken Weber puede desempeñar esos papeles para ti.

Por supuesto, Ken no comenzó su carrera artística en la cumbre de su profesión. Como muchos otros artistas de Nueva York, empezó en la humilde colonia de bungalows de las Montañas Catskill, el llamado Cinturón Borscht. Supe de la existencia de Ken cuando él y yo nos dedicábamos a las «actuaciones meritorias» a finales de los 70. (Actuación meritoria: espectáculo a la una de la madrugada en un local sin aire acondicionado para una multitud recién llegada de una tarde malgastada en el hipódromo de Monticello). En aquellos días Ken y yo pisábamos las mismas tablas, pero decir que éramos competidores sería por mi parte un descarado autobombo.

Conforme Ken perfeccionaba su espectáculo, su carrera dio un salto adelante, y hasta que se produjo un importante cambio en su trayectoria (más pronto que tarde), él fue uno de los más notables mentalistas/hipnotizadores de Norte América. Tuve el placer de verlo actuar muchas veces. Le he visto transformar a un inquieto grupo de mil escépticos universitarios en un público que aplaudía estrepitosamente y entre grandes carcajadas. También me ha maravillado verle actuar en las condiciones más duras, y convertir en un espectáculo triunfal lo que para muchos artistas habría sido un desastre.

Por eso, cuando la Asociación de Artistas Psíquicos necesitó un «artista de artistas» para dirigir una crítica abierta de los mentalistas profesionales que habían actuado en el congreso anual de la AAP, echaron mano de Ken.

¿Cómo? ¿Criticar a tus compañeros? ¿Públicamente? ¿Se habían vuelto locos? Bueno, eso es lo que todos pensamos, pero Ken lo llevó a cabo magníficamente. Tanto es así que a partir de ese día, fue invitado a repetir su seminario varias veces más. Pero cuando Ken enseñaba a otros, también él aprendía. Estudiaba a otros artistas. Descubrió un montón de formas de ayudar a mejorar incluso a los mejores entretenedores. Y entonces decidió ponerlo por escrito. El resultado lo tienes en las manos.

En este libro, Ken te proporciona herramientas y técnicas que te permitirán pasar de ser un buen artista a ser un gran artista. Te beneficiarás de sus veinticinco años de experiencia actuando ante todos los tipos de público imaginables. Simplemente leyendo, descubrirás lo que muchos magos y mentalistas no han llegado a aprender en toda su vida.

Ahora puede que te preguntes: «Si este tío es tan grande, ¿cómo es que nunca he oído hablar de él?». Quizá se deba a que nunca hayas visto ninguno de sus miles de espectáculos en universidades o en reuniones empresariales. Quizá también se deba a que Ken no trabaja en congresos mágicos, ni da conferencias en sociedades mágicas, ni pontifica en revistas del ramo. (Francamente, está demasiado ocupado en manejar miles de millones de dólares de otras personas, su profesión desde que abandonó las actuaciones como único medio de vida). Pero el hecho de que tú no conozcas a Ken Weber no significa que no puedas aprender algo de él, tanto si eres aficionado como si eres profesional.

¿Quién sabe? Si yo hubiera sabido de antemano lo que iba a ir aprendiendo de Ken, quizá no hubiese acabado siendo médico.

Así que prepárate para descubrir los auténticos secretos de la magia. Vas a escuchar a un artista magistral, un experto analista, y sobre todo un tipo encantador. Lee, estudia y aprende. Aplica lo que Ken enseña, y observa el cambio producido en la respuesta de los espectadores respecto a tu magia.

No tienes nada que perder, excepto a tu público.