PRÓLOGO
Curso de Magia Tarbell Vol. 2
Harlan Tarbell

Cuando mi editor Louis Tannen y mi corrector Ralph Read se reunieron conmigo para decidir si publicábamos el Curso de Magia Tarbell en forma de libro, nuestra idea era reimprimir el Curso tal y como fue escrito originalmente, pero en un formato adecuado a las bibliotecas. Entonces decidimos reordenar el material, cambiar algunas cosas y añadir otras aquí y allá.

Pero cuando saltó la noticia de que el Curso Tarbell iba a salir en forma de libro algunos magos comenzaron a ofrecernos material de su creación para incluirlo en el nuevo Curso. Había tanto material bueno que no pudimos resistirnos a utilizarlo. Tras la publicación del Volumen 1 esas ofertas de material fueron creciendo.

Al revisar el Curso hubo que analizar muchas cosas y decidir si eran de auténtico interés para el principiante, el aficionado, el semiprofesional y el profesional experimentado.
En América parece existir una continua demanda de cosas nuevas. «¿Qué hay de nuevo? Enséñanos algún juego nuevo». Y nada más ver un nuevo efecto pierden interés por él y ya buscan algo diferente. Esa es la tendencia generalizada entre los aficionados modernos que quieren algo para entretenerse ellos mismos, más que detenerse a estudiar un juego en profundidad, de manera que puedan luego presentarlo adecuadamente y mantenerse fiel a él, convirtiéndolo en magia buena de verdad.

El famoso mago inglés David Devant preguntó en una ocasión a un aficionado cuántos juegos sabía, y la respuesta fue: «Sé más de mil juegos de magia». Entonces David Devant le dijo: «Pues a pesar de toda mi experiencia profesional, yo sólo sé ocho». Pero Devant sabía cómo presentarlos en cualquier tipo de circunstancias y conocía tan a fondo el arte y la ciencia de la magia que convertía en obras maestras esos ocho juegos.

Por supuesto, yo sé e incluyo en mis propios números mucho más que ocho juegos… y a mí también me gusta añadir «algo nuevo» para estar acorde con los tiempos. Por lo tanto, en cada volumen del Curso te ofreceremos un montón de juegos nuevos, pero también te enseñaremos aquellos efectos estándar, básicos, que son vitales para tu educación como mago. Esos principios fundamentales forman parte importante de tu entrenamiento y quedarán reflejados en tu trabajo conforme vayas avanzando año tras año.

Recuerda siempre que algunos de los mejores juegos del mundo son los más viejos. Utilizamos viejas ideas y principios, pero les damos un toque moderno en cuanto a presentación o charla, y así creamos «nuevos» juegos. A menudo, cuando me dicen que les haga «algo nuevo», deliberadamente les hago un viejo juego con un toque nuevo, y así engaño a los chavales que no están al tanto de las cosas fundamentales.

Un número considerable de «milagreros» me han pedido en ocasiones información sobre cómo preparar los Cucuruchos de papel doble que utilizo en mi número. Así que comencé a preguntar a algunos magos qué sabían sobre ese tipo de cucuruchos, y descubrí que ese tema era muy poco conocido por los magos en general. Muy pocos se daban cuenta de que un aparato tan simple era un elemento importantísimo en los programas de profesionales de la talla de Blackstone o Dante.

Llegué a la conclusión de que tenía que escribir una Lección sobre los efectos con papeles dobles y añadir esa información básica a tu almacén de conocimientos. La encontrarás en este volumen.

De esa forma, el nuevo Curso Tarbell de Magia contiene muchos cambios y añadidos en sintonía con los tiempos que corren. Gran parte del Curso original se mantendrá, aunque retocado. Si ya tenías el antiguo Curso disfrutarás con la revisión del viejo material, como si fueras un estudiante novato.

Este Curso está escrito para ti, para ayudarte. Intento imaginar los conocimientos que posees para proporcionarte una base eficaz, de modo que puedas tener más éxito. Aunque no conociéramos muchos juegos, necesitaríamos un punto de partida a la hora de estudiar los métodos que se utilizan, ya que eso ayuda a mejorar tus conocimientos elementales y en consecuencia tus progresos.

Quiero dar las gracias a todos los que han contribuido aportando material propio para este Curso, pues ellos, como yo mismo, han aprendido que «dar es recibir» y que «enseñar es aprender».

Algunos venían con uno de sus juegos más queridos y dudaban si cedérmelo para incluirlo en el curso, dado que era una parte muy importante en sus programas, pero finalmente me revelaban el secreto. De vuelta a casa se daban cuenta de que, al estar conmigo, habían aprendido unos cuantos juegos que hasta entonces les eran desconocidos.
Como decía John Scarne, ese brujo de las cartas, «cedí a Tarbell uno de mis secretos más queridos y él me ofreció seis mejoras».

Sí señor, crecemos a base de ayudarnos unos a otros. Como decían los antiguos Magi, «Buenos pensamientos, buenas palabras, buenas obras».

Harlan Tarbell