PRÓLOGO
Cartomagia I
Wenceslao Ciuró

Prólogo (Desapariciones)

Mi primer recuerdo relacionado con el Padre Wenceslao Ciuró es la contemplación a mediados de los años cincuenta, a través del cristal, de la portada de su libro "Ilusionismo Elemental", expuesto en el escaparate de una librería lucense.

Más adelante, ya en los años sesenta, encuentro en una biblioteca en Vigo "La Prestidigitación al alcance de todos". Deliciosas tardes de lectura en la biblioteca y préstamos para lectura fuera de ella siguieron a este hallazgo y me acercaron poco a poco a este Padre Ciuró que no conocería personalmente y de forma breve hasta casi una década después, en mis visitas a Madrid con ocasión de los tres últimos "Certámenes Mágicos de Madrid", de tan grato recuerdo, celebrados por obra y gracia del dúo Tamariz-Puchol al que tanto debe la magia española.

En los libros del Padre Ciuró que durante ese amplio intervalo de fechas fueron cayendo en mis manos, aquí y allá aparecían referencias a un título intrigante y misterioso "Más de 200 juegos de manos con la baraja" del mismo autor.

Los comentarios en estas alusiones al libro y la imposibilidad de dar con él fueron creando y aumentando en mí la sensación de que me estaba perdiendo algo fundamental, como así era.

Finalmente me entero de que el autor publica una nueva obra, "CARTOMAGIA", que en sus palabras ha de sustituir con ventaja al desaparecido, escurridizo e inasequible �Más de 200 juegos de manos con la baraja� y con ocasión de uno de los certámenes a que he hecho referencia adquirí los DOS tomos del nuevo libro que el mismo padre Ciuró me dedicó cariñosamente fechándolo de su puño y letra: �Certamen Mágico de Madrid de 1972�.

Por lo que ahora me cuenta Laura, pienso que muchos de los interesados actualmente en la magia con cartas (y en el arte del Ilusionismo en general) pueden estar pasando por una situación parecida a la mía, ya que el primer tomo de �Cartomagia�, parece que en una tirada muy inferior a la del segundo, es hoy inencontrable, como lo era su antecesor en mis tiempos. Con el agravante de que los ejemplares de su segundo tomo, todavía disponibles en librería� hacen más evidente el vacío de su desaparecido hermano mayor, el primero y fundamental, el que aporta las bases de la técnica cartomágica, �con baraja corriente� como reza el subtítulo, explicadas con la claridad y entusiasmo de la pluma y el espíritu del añorado Wenceslao Ciuró.

Se repara esta ausencia y se llena ahora este hueco con la reaparición del volumen desaparecido, en respetuosa y nostálgica edición facsímile, sólo alterada por mi intromisión, que espero disculpéis, para agradecer a Laura / Páginas, en nombre de todos los potenciales lectores, magos y coleccionistas, esta iniciativa, una más de su incansable y continuada labor de difusión y cuido de la literatura mágica española.

Camilo Vázquez

Madrid 25 de Noviembre de 2009