PRÓLOGO
TRÍO MÁGICO INFANTIL – 4


LA AUTÉNTICA INTRODUCCIÓN (de MAGIA GRANDE PARA MANOS PEQUEÑAS)


Mi mago favorito de todos los que han existido es un mago francés cuyo nombre consta de cuatro palabras difíciles de pronunciar: Jean-Eugene Robert-Houdin (suena algo así como Roberudén). Nació en 1805 y a veces siento que me hubiera gustado haber nacido entonces para haber visto su fantástico espectáculo. Robert-Houdin podía hacer que su hijo flotara por el aire, ver cosas sin mirarlas, y lograr que los naranjos florecieran a una orden suya. Comenzó a hacer magia en 1825 y, para mí, fue el mejor mago de la historia. Aun así, poco le faltó para no ser mago nunca.
Su padre era relojero, y también lo iba a ser su hijo de no haberse producido un afortunado error. De joven, Robert-Houdin pidió por correo un libro sobre relojería, pero al recibir el paquete resultó que por error el libro que le habían enviado era de magia. Al leerlo quedó entusiasmado. Los efectos mágicos parecían saltar de las páginas al interior de su cabeza, y supo entonces que quería dedicarse a la magia. Así que todo comenzó con un libro de magia.

Años más tarde, un joven americano llamado Erik Weisz leyó un libro escrito por el famoso Robert-Houdin. Erik quedó tan entusiasmado con el mago francés que cambió su nombre artístico en homenaje a él: de ahí en adelante actuaría como Houdini. De nuevo, todo comenzó con un libro de magia.

Conozco otra gran historia que comienza con un libro de magia: ¡la tuya! Tienes en tus manos una colección de secretos muy poderosos. Aprenderás cómo hacer desaparecer a tu hermano pequeño, a sacar golosinas del aire, a hacer que un sombrero aparezca en la cabeza de un amigo tuyo, y a ser la estrella de la próxima comida con tu familia. He escogido algunas de mis ilusiones favoritas y voy a compartir contigo todos los detalles que necesitas saber. La buena noticia es que la magia grande no tiene por qué ser difícil; a menudo puede hacerse con material que encontrarás en tu casa, y casi todos los efectos pueden aprenderse en menos de diez pasos.

A lo largo del camino también te revelaré los auténticos secretos para llegar a ser mago, como qué hacer si una ilusión falla o cómo perder el miedo escénico. También te hablaré sobre los grandes magos del pasado (incluyendo al Gran Houdini, por supuesto), chicos y chicas que eran como verdaderos súper héroes y cuyas vidas fueron tan asombrosas como sus ilusiones.

Estás a punto de convertirte en el chico más fascinante del vecindario. Y, ¿quién sabe?, quizá llegues a ser incluso el próximo rey de la magia. Y todo habrá comenzado con este libro.

Joshua Jay
Nueva York, diciembre de 2015