PRÓLOGO
Descontrol total
Chris Kenner

Prólogo por David Copperfield

La primera vez que vi a Chris me mostró un efecto de monedas realmente especial. Puso cuatro sobre el suelo y, moviendo despacio las manos varios centímetros por encima de ellas, hizo que apareciesen y desapareciesen con una belleza para mí desconocida. Contemplar aquello fue increíble, un momento mágico de verdad, y jamás he visto nada en magia con monedas que se le pueda comparar. El mayor reto para un mago es producir ese momento que le asombra a uno en lo más hondo de su ser. Ahora ya he entendido que todo lo que Chris presenta es mágico de verdad.
Como siento debilidad por la magia de cerca, procuro siempre incluir al menos una rutina en mis especiales televisivos. Hasta ahora he presentado, entre otras, la carta en la ventana, el hilo roto y recompuesto, el cambio del billete, el corazón roto y recompuesto, la carta dentro del globo y las gomas elásticas que se enlazan. Me parece que la magia de cerca renuncia a la espectacularidad electrizante de lo “grande” en beneficio de la potencia de lo íntimo.

Como amigo que soy de Chris, he aprendido a apreciar sus dos mayores virtudes: su cabeza para la magia, creativa y pragmática, y su sentido del humor loco y extravagante. Sus conceptos son rigurosos y están muy bien desarrollados, y su magia es práctica. Chris sabe tomar una idea y dar con su aplicación más mágica. De hecho, actualmente estoy usando una suya noche tras noche en mi espectáculo de escena.

Chris no hace más que pensar en magia. Cuando no está presentando o creando efectos nuevos, está ocupado escribiendo su Magic Man Examiner, la revista de magia más chula que existe.
Si aún no conoces la magia de Chris Kenner, puedo afirmar rotundamente que su influencia en nuestro arte ha sido enorme, y que muchas de sus ideas han sido la base sobre las cuales otros se han labrado una reputación. Este libro dará a sus creaciones la atención pública que se merecen.

Te va a encantar.

David Copperfield